Detalles del sitio

Share

deja un comentarioQuien está a cargo del funcionamiento completo de esta página es un estudiante de Medicina, que actualmente cursa su año más decisivo, el tercero; y a pesar de que comparte la administración con otro hermano católico, este atiende otros blogs. Por ello algunas indicaciones con respecto a los comentarios que podrán hacer nuestros lectores serán de todo rigor para con cada uno de nuestros artículos, donde usted desee dar su opinión. La opción de comentar es lo segundo más valioso que esta página puede ofrecer, pero dicho recurso en vez de ayudar entorpecería los propósitos de la misma si no se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Los comentarios no deberán ser demasiados extensos. No se desea restringir los mismo a una medida que obstaculice el libre espíritu del que comparte sus ideas, pero se debe de tener en cuenta que la extensión de estos debe de ser moderada.
  2. Los comentarios deberán ajustarse estrictamente a los temas tratados. Es conocido que en muchos temas religiosos un punto se debe en gran medida a otro, y a veces es difícil hablar de este sin precisar aquel, pero debe de evitarse a toda costa la avalancha absurda de ideas que impide el esclarecimiento del tema a tratar.
  3. Los comentarios que repitan las mismas ideas (a menos que sean de felicitaciones o agradecimientos por el artículo) no deberán de hacerse. Se hace necesario leer los comentarios anteriormente expuestos por otros lectores y comentar después, a fin de no insistir en las mismas opiniones; pues como se pretenderá no dejar comentarios sin respuestas, esta sería la medida para no repetir las últimas. Se tendrá una visión contemplativa con lo que emane de la incultura y el poco razonamiento; pero aquello que desee ‘por listura’ hacer de la tautología un recurso violador de este aspecto incumplirá a mi modo de ver con lo requerido para tener cabida en esta página.
  4. Los cometarios no deberán incluir palabras obscenas o mordaces hacia ninguna de las partes opinantes. Se podrá permitir alguna clase de cinismo propia de una conversación abierta y cubana, sin que la misma se torne ofensiva o demasiado habitual.
  5. Los comentarios con los que se dese sugerir algún tema, realizar alguna pregunta, o….; deben ser colocados en la pestaña de “Pregunte aquí”. Este aspecto no es tan rígido y solo se reglamenta con un propósito organizativo.

Cualquier comentario que viole lo señalado en los aspectos anteriores no será considerado válido para un debate serio y con ánimos de aprendizaje. Adquiere pues la palabra “deberán” en ellos el sentido de “tendrán”.

Línea

Como el protestantismo solo bebe de la Sagrada Escritura como Palabra de Dios, el respaldo que la Tradición Oral Apostólica le ofrece a cada uno de los temas tratados será recogido en un solo apartado. De esta forma podemos responder a sus objeciones sin tener que apelar a situaciones que serían dignas de otros debates. El mismo tratamiento le será dado a los deuterocanónicos. Las referencias bíblicas, en muchas ocasiones, serán señaladas en la Reina-Valera 1960, de ese modo se ahorrarán, también, las posibles discrepancias que el uso de una u otra traducción o versión pudieran acarrear. Además es siempre oportuno utilizar las mismas herramientas del contrario para afirmar la verdad en su campo; no obstante, aclaramos estos detalles pues queremos solicitar las disculpas a los verdaderos destinatarios de esta página: nuestros hermanos católicos, por las molestias que esto les pueda causar, fundamentalmente el tener que leer de una Biblia protestante.

Línea

La mayoría (que raya en la totalidad) de la información aquí expuesta es extraída de los numerosos artículos que en la Red de Redes defienden las posturas católicas, por ello no siempre ni el estilo literario, ni el respeto serán los mismos. Aun así, se ha tratado de evitar el tono polémico, que en ocasiones suena a burla o a desprecio, al tratar las distintas tesis. Probablemente no siempre se haya logrado; por lo que dejamos en claro que la intención no ha sido en ninguna forma la utilización de un matiz mordaz en los distintos argumentos. Las referencias bibliográficas se encontrarán al final de cada artículo bajo el subtítulo: “Para profundizar” o “EXTARÍDO DE”.

Línea

Se debe también pedir disculpas por lo reiterativo que en algunos elementos suelen ser los escritos (o más bien las series). Pero pese a reconocer esto hemos hecho de la tautología un recurso necesario al considerar que la mayoría de las cuestiones que tratamos en este escrito forman parte de una única y gran verdad. Si recapitulamos en lo mismo no es por vicio, es para profundizar un poco más y avanzar otro tanto en el entendimiento pleno de lo que se desea señalar; a fin de cuentas cosas hay sencillas al intelecto de unos, pero para otros resultan muy complicadas, a estos últimos les será de gran utilidad esta redundancia.

Share

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.