Magisterio, Sola Escritura, Tradición Oral Apostólica

Minientrada Serie: Sola Escritura: ¡No! Tradición: ¡Sí!

Share

Esta entrada es el inicio de una serie de artículos que tienen por título Sola Escritura: ¡No! Tradición: ¡Sí!, el índice con los enlaces a las demás entradas se encuentran más abajo.

Como lo hemos reconocido más de una vez (clic aquí o aquí), la mayoría de nuestros artículos, que rayan en la totalidad, son tomados de los numerosos que en la Red de Redes aparecen, pretendiendo como humildes trabajadores de la viña del Señor, defender a la Iglesia Católica. Al finalizar cada uno de nuestros artículos pondremos estos enlaces y en el punto 6 daremos una bibliografía más consistente.

“Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas.”

                                                                         2 Timoteo 4: 3-4

“Cuando a la Escritura se la despoja de la Tradición, se la distorsiona, y, aun manteniendo la letra, se la fuerza a decir lo que el Señor no ha querido”

San Ireneo

“No entiendo por qué los hermanos separados que defienden tanto la libre interpretación de la Biblia, se empeñan tanto en decir que está mal lo que libremente interpretamos.”

Joel Adán Domínguez

“El anuncio apostólico, es decir la Tradición, es necesaria para introducirse en la comprensión de la Escritura y captar en ella la voz de Cristo.”

José Miguel Arráiz

  “Cualquier hereje acaba recordándome al mecánico del cuento, expertísimo en el arte de desmontar motores, pero no tanto en el de montarlos, ya que siempre dejaba fuera alguna pieza. -¿Qué es esto?-, le preguntaba su ayudante mostrándole el pistón con el que no había contado para el arreglo del motor. –¡Bah!-, se limitaba a responder embarazosamente, -se ve que estaba demás, que no servía.”

                                                                         Vittorio Messori 

Mis años como católico me han hecho llegar a la conclusión de que la “Cuestión Fundamental” por la que católicos y protestantes son contrapuestos reside en el mecanismo de la Sola Escritura. Quizás por ello, este debiera de haber sido el primer tema que en este blog se hubiese tratado, por algunas razones no pudo ser así. No obstante, ya nos disponemos a tratarlo como es debido y por ello damos luz a una nueva serie: Sola Escritura: ¡No! Tradición: ¡Sí!

—INTRODUCCIÓN A LA SERIE—

“En el mundo no llega a cien el número de personas que rechazan a la Iglesia Católica. Más bien son miles los que rechazan ‘una imagen equivocada’ de lo que piensan que es la Iglesia Católica”, estas palabras de Newman, como la de los demás conversos al sentir católico, exponen la idea de que la mayoría de los protestantes combaten un fantasma: pues le achacan a la Iglesia enseñanzas y afirmaciones que esta nunca ha sostenido. Sin embargo, las discrepancias entre estos dos bandos no se fundamenta en la pura ignorancia de uno con su contraparte, sino más bien en la metodología por ellos usada. Y es que guiándose solo por el contenido de sus Biblias, cada denominación protestante extrae un sistema de doctrinas, que minan hasta los principios que han sostenido a la Cristiandad a lo largo de los años. No obstante, el árbol que hoy se abre en miles de ramas se nutre de una sola raíz que hundida en la tierra de la triste Reforma extrae de ella una savia conocida como la Sola Escritura.

En esta atmósfera nace: Tradición ¡Sí! Sola Escritura ¡No!; escrito que tiene como destinatarios directos a los fieles católicos, a fin de que encuentren en él algunas de las razones que llevaron a San Cipriano de Cartago a expresar: “Nadie puede tener a Dios por Padre, si no tiene a la Iglesia por Madre”. Indirectamente, propósito suyo es el esclarecerle a nuestros hermanos separados lo concerniente a las posturas católicas sobre los mencionados temas; a fin de que lleguemos a entender los unos y los otros que: la Escritura solo puede ser interpretada correctamente por el Magisterio de la Iglesia Católica en el marco que a esta le ofrece la Tradición Oral Apostólica.

Toda esta información es extraída de los numerosos artículos que en la Red de Redes defienden las posturas católicas, por ello no siempre ni el estilo literario, ni el respeto serán los mismos. Aun así, se ha tratado de evitar el tono polémico, que en ocasiones suena a burla o a desprecio, al tratar las distintas tesis. Probablemente no siempre se haya logrado; por lo que dejamos en claro que la intención no ha sido en ninguna forma la utilización de un matiz mordaz en los distintos argumentos.

Se debe también pedir disculpas por lo reiterativo que en algunos elementos suele ser el texto. Pero pese a reconocer esto hemos hecho de la tautología un recurso necesario al considerar que la mayoría de las cuestiones que tratamos en este escrito forman parte de una única y gran verdad. Si recapitulamos en lo mismo no es por vicio, es para profundizar un poco más y avanzar otro tanto en el entendimiento pleno de lo que se desea señalar; a fin de cuentas cosas hay sencillas al intelecto de unos, pero para otros resultan muy complicadas, a estos últimos les será de gran utilidad esta redundancia.

Las referencias bíblicas serán señaladas en la Reina-Valera 1960, de ese modo se ahorrarán las posibles discrepancias que el uso de una u otra traducción o versión pudieran acarrear. Además es siempre oportuno utilizar las mismas herramientas del contrario para afirmar la verdad en su campo. Pedimos por ello disculpas a nuestros lectores católicos quienes tendrán que leer, quizás, de una traducción ajena y mala.

—ÍNDICE DE LA SERIE—

1.1 Los “reformadores” sufren las consecuencias de su propia doctrina

               1.2 Endurecimiento de los “reformadores”

Santo Tomás de Aquino

2. Sola Escritura

2.1 ¿Qué es?

2.2 La Biblia como Palabra de Dios

2.2.1 La cita estrella: 2 Timoteo 3: 16-17

2.2.2  Otras citas

2.2.3 Efecto de la lectura bíblica ¿…?

2.2.4 Qué dice la Biblia de su inspiración

2.3 No hay más palabra de Dios que la Biblia

2.4 El principio de la libre interpretación de la Biblia

2.4.1 La autoridad de la Iglesia Católica y el modelo protestante

2.4.2 Puntualizando: la autoridad desde las Escrituras

2.5 Algunas de las consecuencias desastrosas de la Sola Escritura

2.5.1 El mejor ejemplo: Bíblia + Sola Scriptura = Jesús es el Anticristo

3. Tradición Oral Apostólica

3.1 ¿Qué es?

3.2 La Tradición Oral Judía

3.3 Las Iglesias Apostólicas

3.4 Quién garantiza que lo que no está escrito sea cierto

3.5 La “adulteración” de los escritos que respaldan a la Tradición

3.6 ¿Rechaza Jesús (y la Biblia) la Tradición?

3.6.1 La Biblia a favor de la Tradición

3.7 Razonando la Tradición: su lugar y su importancia

3.8 Armonización de la Tradición y la Escritura

3.9 ¿Qué hubiese pasado si los Reformadores hubiesen conocido las consecuencias de su doctrina?

4. Conclusiones
5. Apéndices

Apéndice 1: En dónde dice la Biblia qué…

Apéndice 2: Algunas precisiones sobre la Biblia

  1. La Biblia no cayó del cielo
  2. Alguien tuvo que haber recopilado el Nuevo Testamento
  3. Los primeros cristianos no tenían Biblia recopilada
  4. La difusión del cristianismo se dio gracias a la predicación y testimonio de los apóstoles
  5. Las escrituras eran muy difíciles de copiar
  6. Jesús, que sepamos, nunca escribió nada, ni siquiera un solo renglón
  7. La Iglesia Primitiva no pretendió entregar epístolas o evangelios reproducidos a todos fieles
  8. En los cultos de los primeros cristianos se leían escritos apócrifos y nunca tuvieron Nuevo Testamento completo
  9. Nicea y el canon
  10. Iglesia antes del canon
  11. La Palabra de Dios no se autentifica por sí misma, esta necesita testigos

Apéndice 3: Desmostando la Sola Scriptura desde la Lógica

Apéndice 4: Resumen de este artículo (con las principales citas usadas)

6. Conclusiones y Para profundizar

 

 

 

Share

Acerca de José Carlos Pando Valdés

El autor no ha proporcionado ninguna información.

16 Comments

  1. Randy

    Hola. Me gustaria aclarar algo. En esta pagina apologetica se defiende a Cristo, La Biblia y El Evangelio o a una Institucion? En el inicio dice textualmente:”…pretendiendo como humildes trabajadores de la viña del Señor, defender a la Iglesia Católica.” Si mal no he entendido se esta defendiendo a una institucion. Mi interes es defender o debatir, compartir, intercambiar sobre Cristo y su Santa Palabra, si no es asi no me intereza el debate, pues creo que seria un poco tendencioso de vuestra parte, como mismo hacen los Testigos de Jehova defendiendo a su organizacion. Gracias

    • Saludos
      Cuando tomé la decisión de fundar esta página lo hice verdaderamente motivado por la defensa de mi Iglesia. Acababa de llegar a mi pueblo (Minas de Matahambre) unos adventistas del séptimo día que rápidamente desplegaron toda una campaña donde mucho de su contenido era fieramente anticatólico. Con unos folletos “El anticristo”, comenzaron a identificar con decenas de datos al papado romano con el título de tal publicación. Había vivido siempre el hostigamiento que todo católico tiene que sufrir al lado de tantas iglesias protestantes, pero esta fue la gota desbordante y la decisión VERDADERA no fue defender a Cristo sino a mi Iglesia la que amaba y amo. Además, no entendía que Cristo estaba amenazado.
      En cada esquina el cubano se reúne a hablar de pelota, de gallo fino, política y últimamente hasta de religión, normalmente el católico, casi siempre ignorante en el mundo apologético, sale desconfiando un poco más de su Iglesia. Y es que no es difícil imaginarse el panorama, el mundo protestante ha visto la luz dentro de la crítica y el conflicto, buscando justificación existencial en la mala praxis católica; este hecho ha motivado a las sectas al estudio y dominio de sus preceptos, mientras que las iglesias históricas y la más de ella, la Madre, ha quedado silenciada pretendiendo ser ecuménica y receptiva. El católico oye en misa solamente de Dios, su Palabra y cómo debe de ser su vida, el protestante tiene muchos ingredientes más y dentro de ellos late el anticatolicismo y el estudio minucioso de la Escritura. Por ello el católico muchas veces se queda callado y termina cambiando de bando, como bien dice la rima “católico ignorante, futuro protestante”. Esto quería cambiar yo y para ello creé mi blog, para ayudar a mis hermanos cubanos débiles en la fe, para que entiendan que están en el lugar correcto, en la Iglesia que fue fundada por Cristo y que sigue siendo fiel a sus palabras. Entendí que ir contra mi Iglesia es amenazar a Cristo.
      Por ello, piense profundo Randy porque tanto los tJ como nosotros defendemos nuestra Iglesia a través de lo que creemos es Cristo y su mensaje. Yo como católico no pienso defender los bloques de mis templos, ¡eso nadie me lo quiere quitar! Lo que pretendo defender es que mi Iglesia sigue a Cristo al pie de la letra y para ello lo que hacemos es “defender o debatir, compartir, intercambiar sobre Cristo y su Santa Palabra” como Usted dice. Así que no se equivoque defiendo mi Iglesia porque creo que es la única que sigue a Cristo no porque sea mi club social, mi institución a modo de CDR. Pero la Iglesia es rica, Randy, muy amplia y en ella hay de todo y también muchísimas páginas que se dedican a hablar del encuentro personal con Jesús y cosas así, por ejemplo, unlcaiocubano.cubava.cu si quiere puede visitarla, le puedo dar muchisísimas más. Mira que en las catequesis que les doy a los niños los sábados no les hablo de estos temas, sino de otros, de los que solo habláramos si solo existiéramos católicos.
      Pero subamos la parada Randy, pues la apologética es puro razonamiento, ¿acaso Usted no defiende una organización? ¿acaso eso no es lo que todos hacemos? Mira que el tJ defiende a su institución porque cree que solo ella es la seguidora de Jesús así como hacen los adventistas, los católicos, etc.. Todos creemos seguir a Cristo y solo a Cristo, pero verdaderamente lo que seguimos son INTERPRETACIONES ‘cristianas’ (=institución). En mi caso yo sigo la que creo es fiel a sus ideas, la católica. Pero en su caso Usted lo mismo hace lo que ya no es la católica sino la adventista o la suya propia, la institución de Randy, formada por las ideas que Randy cree son correctamente cristianas y ¡poom! puede ser que surja una nueva iglesia, ¿no fue así como pasó con los adventistas, metodistas, bautistas e –istas e –istas e -istas?
      Piensa bien Randy y quede con Dios.

  2. labuenasemilla

    Muchas gracias por responder mi comentario anterior, no pretendo responder a él pues ya lo dicho por usted me da la idea de que no valdrá la pena volver a hablar de lo mismo, pero respetando sus reglas quiero hablar de su tema publicado aquí, espero como siempre su acostumbrada respuesta.

    Cuando comencé a leer este nuevo tema suyo me percaté una vez más del por qué es algo imposible que logres ver los puntos de vistas diferentes a los tuyos referidos a la Biblia y a Dios, la razón fundamental son dos:

    1- Estas copiando y pegando de la internet o “red de redes” tal como lo escribes en rojo al iniciar el tema.
    2- Lo haces buscando un fin incorrecto, es para defender a la Iglesia Católica, no lo haces buscando defender la verdad y la sana doctrina de Dios, sino tu denominación y creencia, gran error, deberías recapacitar.

    Tus años de católico y los míos de protestante nos han demostrado el mismo problema, tú crees que el problema está en que usamos solo la Biblia y yo creo que el problema es que ustedes no creen en la Biblia sino en la Tradición (no importa si es con mayúsculas o minúsculas, sigue siendo tradición), y creo que esta problemática es simple y fácil de resolver, pues yo pienso que “un poco de historia” como dices tú al referirte a la Tradición no está nada mal, la historia siempre es importante tenerla en cuenta, pero no podemos por ellos caer en el error de cometen los católicos de poner toda su fe en Dios sobre la Tradición dejando en segundo plano las propias Palabras de Dios reflejadas en las Sagradas Escrituras, por eso te pregunté en otro tema ¿Para ustedes cual es mayor la Biblia o la Tradición?
    Su respuesta a esta pregunta fue muy inteligente pero no muy sincera, decir que ambas están a la par no solo es una mentira que pienso demostrarle en unos instantes sino es degradar a Dios mismo igualando su Santa Palabra con historias y testimonios de personas que en muchos casos están llenos de variaciones, añadiduras y totalmente contaminados de mitos y mentiras, sin negar su cargas de veracidad en algunos casos. ¿Podría ser posible que la historia tenga tanta autoridad que Dios? eso es una gran blasfemia amigo mío.
    Ustedes dicen que la Tradición no contradice la Biblia sino que la complementan pero no es lo que realmente sucede, le añaden y le quitan a la Biblia a voluntad, la contradicen, la disminuyen, tomando una autoridad que no les pertenece, y eso si podemos demostrarlo ahora mismo, te pongo un simple ejemplo:

    Ejemplo 1
    La Biblia dice: Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, un abogado ante Padre, que es nuestra salvación y nuestro socorro. Jesús (1 Timoteo 2:5, Romanos 8:34, 1Juan 2:1)

    La Tradición dice: A María se invoca como abogada, auxiliadora, socorro y mediadora. (Catecismo de la iglesia católica, compendio, página 32 punto 197)

    Ejemplo 2
    La Biblia dice: Nadie puede añadir o quitar a lo que ya Dios estableció en su Palabra, ella es perfecta y buena para corregir y perfeccionar al hombre. (Deuteronomio 4:2, Eclesiastés 3:14, Apocalipsis22:18-22)

    La Tradición dice: Si se puede añadir o quitar porque así lo decidió el Concilio de Trento (1546) cuando las autoridades católicas decretaron incluir siete libros en el Antiguo Testamento: Tobías, Judit, La sabiduría, El Eclesiástico, Baruc y 1 y 2 de Macabeo, además de algunos capítulos añadidos al libro de Ester y Daniel.

    Ejemplo 3
    La Biblia dice: Dios es el único que posee la inmortalidad. (1 Timoteo 6:16) El alma puede morir (Mateo 10:28)

    La Tradición dice: El alma es inmortal (Catecismo de la iglesia católica, compendio, página 20 punto 70)

    Ejemplo 4
    La Biblia dice: Los muertos nada saben, al morir perecen sus pensamientos, van al sepulcro hasta la venida del Señor, donde los muertos en Cristo resucitarán primero. (Eclesiastés 9:5, Salmo 115: 17; Salmo 146: 4; Isaías 38: 18)

    La Tradición dice: Los muertos se purifican en el purgatorio donde nuestras plegarias y ofrendas a la iglesia ayudan a que alcancen la gloria de Dios (Catecismo de la iglesia católica, compendio, página 32 puntos 195, página 34 puntos 210 y 211)

    ¿Esto es complementar o contradecir?
    Estos son solo algunos de los tantos ejemplos, si quieres más solo sigue leyendo la Biblia y comparándolo a tu Tradición y verás ¿Puedes entonces demostrarnos a los protestantes que su Tradición en verdad es fiel y verdadera? Espero tu respuesta.

    • Saludos
      Creo que mi regla no es déspota, sino todo lo contrario. Esta lo que busca es un verdadero estudio y para ello esto es necesario.
      De todo lo que dice al principio solo me bale responderle a esto “Lo haces buscando un fin incorrecto, es para defender a la Iglesia Católica, no lo haces buscando defender la verdad y la sana doctrina de Dios, sino tu denominación y creencia, gran error, deberías recapacitar.”
      -Defiendo a la Iglesia a capa y espada, pues a ella pertenezco, no soy como Usted. Amo a mi Iglesia y la amo muchísimo, no tan solo a los miembros de esta, sino también sus piedras, sus riquezas, sus pobrezas, su cultura. Cuando sé que alguien es católico sea de donde sea me agrada mucho en el corazón, cuando sé que algo lleva ese sello me agrada cantidad, eso no lo puedo explicar, pero sé que no me pasa a mí nada más. También amo a la Iglesia porque creo que ella es la que fundó Jesús y la que guarda sus doctrinas. También lo amo a él, y al Padre y al Espíritu Santo, no crea que no y también amo a María y a muchas cosas más. En fin, y ya al grano: cuando defiendo a mi Iglesia defiendo la sana doctrina de Dios, pues es esta la única que así la conserva, no tengo nada que recapacitar.
      Tradición no es lo mismo que tradición sino quiere entender esto pues no lo haga, ya creo que me da igual, pues bastante se lo he explicado, si quiere decir que el cielo es verde, pues dígalo, solo sepa que para los católicos la Tradición no es lo mismo que la tradición.
      El problema es que sola la Biblia es incorrecto. La verdad es Biblia + Tradición.
      La historia hay que tenerla en cuenta, por eso es que apreciamos las tradiciones y tenemos arbolitos de navidad y el sacerdote se viste de verde en Tiempo Ordinario y bla bla bla. Pero eso es tradición no Tradición, la última viene de Dios así que los católicos no ponen en segundo lugar a las Sagradas Escrituras para hacer caso a una tradición. Es más ni por la Tradición deponemos a la Biblia. Para nosotros es Tradición y Biblia. No me simplifique más las cosas, pues lo que hace es incorrecto e incoherente.
      Dice: “por eso te pregunté en otro tema ¿Para ustedes cual es mayor la Biblia o la Tradición?”
      -Si ya me preguntó busque la respuesta allí, pues nunca dejo nada sin responder.
      Dice: “¿Podría ser posible que la historia tenga tanta autoridad que Dios?”
      -Disculpe, pero ya se me están cruzando los cables entre sus arrebatos. Las historias de los hombres, sus puntos de vista son distintos a la Tradición, sino lo ha entendido es porque no quiere, cuando lleguen los puntos sobre esta quizás lo entienda mejor, Apartado 3. La Tradición nos viene de los Apóstoles. Por ello la historia no tiene más autoridad que Dios, nada tiene más autoridad que Dios, ni la Biblia. Tan solo creemos que la Biblia y la Tradición reflejan cosas que a Dios le agrada y por lo tanto son necesarias para complacerlo y recibir de él beneficios. Así de simple.
      Veré tus ejemplos para demostrarte cuan equivocado estás. A partir de aquí, solo recibo comentarios pertinente a estos ejemplos, trate Usted de demostrar la discrepancia entre Tradición y Biblia que yo lo ridiculizaré, pero no trate de hacernos ver como una banda de hombres sacrílegos, ahórrese las caracterizaciones absurdas y desagradables, pues son infundas por el vicio de lo falso.
      Ejemplo 1
      La Biblia dice: Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, un abogado ante Padre, que es nuestra salvación y nuestro socorro. Jesús (1 Timoteo 2:5, Romanos 8:34, 1Juan 2:1)
      La Tradición dice: A María se invoca como abogada, auxiliadora, socorro y mediadora. (Catecismo de la iglesia católica, compendio, página 32 punto 197)
      -Gasté explicándole esto millones y millones de electrones, todo fue por gusto. Por los ojos le entró y en vez de procesarse en la cisura calcarina se fue sabe a “bolina papalote”. Nosotros como hispanohablantes utilizamos palabras que tienen varias acepciones, por ello hay que ver cuando apelamos a un significado y cuando a otro, pues si no lo hacemos así no nos entendemos. Mire que con la Tradición pasa así y por ello Usted entiende lo que le place y dice que da lo mismo con mayúsculas que con minúsculas, lo mismo jajaja. Cuando se dice que Jesús es el único Mediador se está refiriendo a el papel de su naturaleza humana que en la cruz reconcilió al hombre con Dios, eso lo hizo tan solo Jesús. Solo él, él es el único Mediador y en ese mismo sentido él fue el único Abogado entre Dios y los hombres ya que fue el único capaz de llevar nuestra causa a “buena falla” del juez Yavé. Cuando hablamos de las personas que han muerto, decimos los católicos, que ellos pueden ser nuestros intercesores, o sea, pedirle a Dios en favor de nosotros, aquí podemos decir que ellos son nuestros abogados o nuestros mediadores y en tal sentido también María lo es, y según el español no es esto incorrecto ya que también así nos podemos expresar. Espero me haya entendido y por favor no utilice más el compendio lea el Catecismo completo que puede descargarlo en mi blog. Mire que el Catecismo dice: “Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre en la unidad de su Persona divina; por esta razón él es el único Mediador entre Dios y los hombres.” Número 480. Cree Usted que los católicos somos tan tontos para en el mismo libro decir dos cosas contrarias, por favor analice más.
      Ejemplo 2
      La Biblia dice: Nadie puede añadir o quitar a lo que ya Dios estableció en su Palabra, ella es perfecta y buena para corregir y perfeccionar al hombre. (Deuteronomio 4:2, Eclesiastés 3:14, Apocalipsis22:18-22)
      La Tradición dice: Si se puede añadir o quitar porque así lo decidió el Concilio de Trento (1546) cuando las autoridades católicas decretaron incluir siete libros en el Antiguo Testamento: Tobías, Judit, La sabiduría, El Eclesiástico, Baruc y 1 y 2 de Macabeo, además de algunos capítulos añadidos al libro de Ester y Daniel.
      ¡Qué ignorancia! El Concilio no agregó lo que le dio la gana a la Biblia, simplemente ratificó el canon de arriba abajo, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento y lo tuvo que hacer, porque los protestantes empezaron a fabricarse sus propias Biblias. Ten en cuenta que la Iglesia se reúne en Concilio y dogmatiza la fe cuando esta se ve amenazada, así cuando surgió la idea de que Jesús no era Dios la Iglesia se reunió en Nicea y zanjó la cuestión y así a lo largo de la historia. Lo que tenemos en el siglo XVI es un buen puñado de hombres, que como en otros momentos de la historia, empiezan a creerse varias cosas que contradicen la doctrina de la Iglesia Sola Fe, Sola Escritura, Solo Cristo y tantísimas cosas más. Con la Biblia los criterios fueron disímiles, el propio Martín Lutero, Padre de la Reforma, quería quitar el Apocalipsis, Hebreo, etc., llamó a Santiago “epístola de paja” y muchísimas cosas más. La Iglesia en Trento solo reafirmó lo que ya creía desde el año 382 (si no me equivoco). La Biblia era un tema central, pues esta era tratada con mucho aprecio dentro del marco católico, no como hoy así que esto fue una de las ofensas principales. Los católicos desde siempre tuvimos el mismo canon, no agregamos nada, fueron los protestantes los que quitaron lo que les pareció. Échele un vistazo al índice de las Biblias anterior a la Reforma.
      Ejemplo 3
      La Biblia dice: Dios es el único que posee la inmortalidad. (1 Timoteo 6:16) El alma puede morir (Mateo 10:28)
      La Tradición dice: El alma es inmortal (Catecismo de la iglesia católica, compendio, página 20 punto 70)
      -jajajaja, si piensa que me voy a meter en esto ahora se está equivocando, pues esto es muchísimo. Solo sepa que agarró de los adventistas una de sus más malas doctrinas. No tan solo los católicos creemos en la inmortalidad del alma, sino más del 90% de la cristiandad, es tan solo una facción fundamentalista la que se oponen a esto. En ninguno de los dos ejemplos hay que interpretar que el alma es mortal, estos se refieren a otra cosa, como Usted podrá saber, pues sobre ellos las interpretaciones que se pueden hacer varían o cree que los católicos nunca hemos leído eso o los bautistas o los ….
      Ejemplo 4
      La Biblia dice: Los muertos nada saben, al morir perecen sus pensamientos, van al sepulcro hasta la venida del Señor, donde los muertos en Cristo resucitarán primero. (Eclesiastés 9:5, Salmo 115: 17; Salmo 146: 4; Isaías 38: 18)
      La Tradición dice: Los muertos se purifican en el purgatorio donde nuestras plegarias y ofrendas a la iglesia ayudan a que alcancen la gloria de Dios (Catecismo de la iglesia católica, compendio, página 32 puntos 195, página 34 puntos 210 y 211)
      Al fin lo último, el Purgatorio no es un estado de finalidad es solo un pase. Las personas que estás destinadas a ir al Cielo, pero no están completamente limpias de pecado pasan primero por el Purgatorio y después van al Cielo, esto no contradice la Biblia. Los católicos y los que pertenecemos a las Iglesias antiguas o apostólicas somos los únicos que creemos en este estado, los protestantes no. Pero la mayoría de los protestantes no creen en lo que Usted, así que ellos dirán no al Purgatorio, pero a eso de que “sus pensamientos perecen” darán otra respuesta. En fin, esto se relaciona con el tema de arriba y conlleva a otra serie si queremos debatirlo a plenitud, por ahora solo le puedo ofrecer el escrito que más habla sobre esto en nuestro blog, pero que también es insuficiente, http://apologetica.cubava.cu/2016/12/10/todos-quienes-han-fallecido-estan-en-un-estado-de-dormido/
      Ya ve hermano como su conclusión es incorrecta y no es tan solo por leer la Biblia, sino también por no saber entenderla. Su conclusión es falsa, la Tradición es fiel y verdadera, y no contradice a la Escritura solo que si no entiendes esta última todo le resultará en un lío.
      Chao y que DLB

  3. alright

    Hola Jose Carlos, prube esto en tu entrada con problemas con los comentarios

    En el modo de administrador coloca el puntero en “entradas” , clic en todas las entradas, coloca el puntero sobre la entrada con problemas y da clic en “edicion rapida” y luego selecciona el cuadrito de “permitir comentario”. espero q te sea de ayuda…

    un abrazo…

  4. alright

    Hola, José Carlos, como estas??? interesante el tema. Estuve leyendo el 2, SOLA ESCRITURA, pero no me dejaba comentara alli, por eso comento aki.

    interesante punto de la sola escritura, pero me surgen dudas:

    1-si bien en la biblia no aparece un indice de libros inspirados, tampoco sugiere que se deba creer en una tradicion.

    2-Si las escrituras han contenido añadiduras hasta de pasajes completos y de libros completos ¿como sabes que la tradicion no ha sufrido alteracion? es más facil alterar una interpretacion que una copia de un libro. ¿no crees? Por ejemplo, en mi familia existe una tradicion de que mi tatarabuelo era marques, pero por mucho que he investigado no aparece por ningun lado la existencia del titulo, o de su marquesado. La tradicion puede ser alterada de una generacion tras otra y puede ser alterada en poco tiempo…¿nunca has jugado al teléfono descompuesto? demuestra que la repeticion de una informacion de una persona a otra puede generar alteracions importantes y añadiduras que tergiversan las intensiones del hablante.

    3-La mayoria de las tradiciones de la iglesia fueron debatidas en concilios y decididas por el voto de la mayoria, pero no fue unanime, hubo cristianos primitivos que interpretaron otra cosa y fueron tildados de herejes. Ahora, ¿Es la creencia popular verdadera sobre la creencia de la minoria? Galileo demostró lo contrario, un solo hombre puede estar en la verdad, creer en lo contrario seria caer en la falacia ad populum. ¿Como sabes que esos cristianos, como arrio, no interpretaron la biblia correctamente? recuerda el pasaje de 1 de reyes 22, Micaías era el único profeta que decia la verdad, los otros estaban equivocados.

    un abrazo…

    • Saludos alright,
      Bien, gracias.
      No sé por qué no le dejará comentar allí, pues yo dejé esa opción abierta.
      Alright me es muy placentero compartir con Usted, pues aparta el fanatismo con el que la mayoría de los protestantes se acercan a este blog. Entre ellos, muchos nos acusan de adorar a Satanás y tener de fachada a Cristo, y cosas como estas que dejan mucho que decir. Pero con Usted la cuestión es distinta, pues es más razonable, la calidad (que no verdad impecable) de sus escritos lo demuestra.
      En estos momentos soy de la idea de que la pose atea es más lógica que la del protestantismo, por lo menos en mi formación. Para mí el ser protestante carece de toda razón y principio lógico, y eso es una de las cosas que esta serie pretende hacer ver.
      Si me detuviera demasiado en las preguntas que me hace tendría que trasladar toda la serie a un comentario y esto no es lógico, por lo que me gustaría que preguntara sobre lo que vaya siendo publicado si es que desea seguir la serie. No obstante, algo le coloco aquí, pero le digo en qué punto encontrará más información sobre ello.
      RESPUESTAS
      1. “Tampoco sugiere que se deba creer en una tradición”, primero habría que aclarar que existe una gran diferencia entre la tradición que Usted pone y a la que se refiere la Iglesia, Tradición. Mire que la primera la escribo con minúscula y con ella significo lo que nos viene sin base apostólica, o sea es lo que la Iglesia ha introducido por años como por ejemplo: el celibato sacerdotal, los colores de cada tiempo litúrgico, etc.. Pero cuando digo Tradición, con mayúscula, me refiero a lo que nos viene de los apóstoles, pero en un mensaje oral. Para los católicos la Palabra de Dios es oral (Tradición) y escrita (Biblia). De ahí que:
      – En el NT vemos reproches a varias formas de tradición, si es que estas desvirtúan los Mandamientos o simplifican algún precepto divino.
      – También vemos a lo largo de la Biblia que muchas formas de tradición son conservadas, pues la lógica humana indica que toda práctica repetitiva no es negativa. La formación como proceso acumulativo es así. Por ello el pueblo hebreo guardó en su cultura muchas prácticas e interpretaciones que fueron creadas por sus mismos maestros y no por Dios.
      – Pero yendo más a lo que creo que se refiere, se equivoca al decir que el NT no sugiera que se deba creer en la Tradición. El mismo, en algunos de sus libros, es un extracto de esa Tradición que en un momento determinado se pretende poner por escrito. La Iglesia no surge porque hay gente que lea de un NT y decidan creer en Dios. La Iglesia fue primero y ella escribió la Biblia. Las cartas de Pablo son correcciones a esas iglesias que ya existían y las demás epístolas van en ese sentido. Los Evangelios son una recopilación muy posterior de lo que se comentaba sobre Cristo y el prólogo del de Lucas lo deja muy en claro, es más, las diversas divergencias que existen entre uno y otro reafirman esto. Así que es ilógico pensar que un extracto de la Tradición se oponga a esta. Las siguientes citas demuestran esto: Juan 21: 25, 3 Juan 1: 13-14, 2 Timoteo 2: 2, 2 Timoteo 1: 13, 1 Tesalonicenses 2: 13-15, 2 Tesalonicenses 2: 15, Marcos 4: 33, Marcos 6: 34, Juan 16: 12, Juan 20: 30, Hechos 1: 2-3, Colosenses 4: 16, 1 Corintios 5: 9 y quizás otras muchas. Pero sobre ello más información cuando abordemos el punto 2.3, espérelo y léalo, por favor.

      2. Las Escrituras no han sufrido añadiduras de libros completos ¡nunca!, sí de algunos pasajes que en algún momento pretendieron reafirmar lo que por Tradición ya se creía. También es cierto que sobre muchos existe una gran duda y ello es otro motivo que nos obliga a echar manos de la Tradición y tradición, pues estas dudas existen hoy cuando nos separan cientos de años, pero en los momentos en donde los problemas doctrinales se zanjaron no existían. Por poner un ejemplo utilicemos la Trinidad, “si tomamos la Biblia en vacío, sin más referencias, es posible interpretarlo todo llegando a la conclusión de que Dios es uno y punto, y que Jesús y el Padre son cosas distintas, pues cuando Jesús dice cosas como “yo y el padre somos uno” se podría interpretar literalmente, como hacemos los católicos, o figurativamente, como cuando los místicos dicen que todo es uno, que “yo me hago uno con Dios” y cosas así. Ambas interpretaciones son posibles, así que ¿cómo sabemos cuál es la verdadera? pues porque cuando los primeros cristianos predicaron el mensaje de Dios (sin Nuevo Testamento aún), enseñaron que Jesús era Dios, no en plan figurativo, sino literal. Por eso al leer esas citas de Jesús no tiene sentido preguntarse cuál interpretación es más posible, porque los católicos ya sabemos cuál es la interpretación correcta desde antes incluso que esas citas se pusieran por escrito. En nuestro caso, primero es el contexto (la predicación, la explicación, la doctrina), y luego vino el texto, así que ese texto se entiende y tiene sentido dentro de esas doctrinas que ya existían. Tomar el texto 1000 o 2000 años después y sentarse a descubrir a ver qué quiere decir eso, es poner el carro delante de los bueyes, es una mentalidad protestante, no católica, pues nosotros, afortunadamente, mantenemos una Tradición que se remonta hasta el mismísimo Jesús, e interpretamos la Biblia a la luz de las doctrinas que nos predicaron, y no intentamos crear doctrinas a partir de los textos escritos.” -De Christian- Así es como se han formado las diversas doctrinas católicas siempre apelando a la Tradición, pero que no contradiga a la Biblia y que sea coherente con esta. Aclarado este punto (más o menos, pues hay tela por donde cortar) sobre libros y pasajes en la Biblia pasemos a la verdadera interrogante ¿Quién garantiza que lo que no está escrito sea cierto?, pero esta como puede ver en el índice de nuestra serie corresponde al punto 3.4, por ello como te decía arriba no me he de detener mucho tan solo le copio las conclusiones de ese punto “Y de todas maneras, esa Tradición Oral sí que está escrita. En los siglos I, II, III, IV (y siguientes) tenemos montones de textos escritos por teólogos, filósofos, obispos, sacerdotes, historiadores, etc. de la Iglesia católica que recogen por escrito esa Tradición. La Didaché se escribe cuando el cristianismo aun estaba tomando forma, San Clemente escribe cuando San Juan aun está vivo y predicando, San Ignacio, San Ireneo, San Policarpo, San Justino escriben siendo ellos testigos directos o indirectos de las predicaciones de los mismísimos apóstoles, y después de ellos tenemos muchos textos más. Por eso sería difícil dar credibilidad a una memoria oral de 2 000 años de antigüedad, pero es que no hay que hacer ningún esfuerzo para creerse eso, basta con consultar los escritos de aquella época y comprobar que, efectivamente, esa Tradición es hoy en lo básico igual que en los primeros siglos.” Quien siguió la serie ¿Fundó Constantino la Iglesia Católica? tendrá algunos elementos de más que le ayudarán a entender esto. La Iglesia fue fija en sus ideales y cualquier problema doctrinal que ella tenía era consultado con el papa. Cuando vemos escritos de esa época que contradicen lo que la Iglesia piensa es porque estamos en presencia de escritos heréticos o de alguna secta que se fabricó lo suyo como pasó muy tempranamente con los gnósticos, pero esto no era la Iglesia. Esta creía lo que los apóstoles les habían trasmitido o lo que los discípulos de estos les habían enseñado cuando surgía una nueva idea contraria a lo que se creía era sencillamente herético pues era una novedad en la que la Iglesia nunca creyó. El radar en contra de las herejías (LEA SOBRE ESO EN EL SIGUIENTE ENLACE, EN DONDE TIENE QUE BUSCARLO EN EL CONTENIDO DE ESE ESCRITO http://apologetica.cubava.cu/2017/07/10/maria-en-la-iglesia-primitiva/ ) en la Iglesia Primitiva era muy afanoso por lo que cualquier detallito que no cuadrara con lo que se creía era fuertemente criticado. En fin, la Iglesia Católica conserva la fe de la Tradición Oral de los Apóstoles, la que generación por generación fue trasmitida, pero para nosotros nos bastaría leer los numerosos escritos que escribieron los discípulos de estos, ver como esta era la opinión general y de la Iglesia de la época.
      – No, no creo que se pudiera fácilmente alterar esa Tradición si es que conocemos los celos de la Iglesia Primitiva, incluso creo que es más fácil adulterar la copia de un libro que no todo el conocimiento de decenas de iglesias que hablaban el mismo lenguaje, pues no era una comunidad sino varias: Éfeso, Roma, Corintio, Laodicea, etc..
      – Cierto es que las ideas de generación en generación pueden sufrir cambios, esto me recuerda al cuento del cometa Halley, pero no estamos hablando de cualquier cosa, sino de la Palabra de Dios, por la cual cientos dieron la vida de la forma más atroz, estamos hablando de lo que iba a ser protegido por Jesús. Esto que te copio aparece en el punto 3.3 y lo hago por tu supuesto linaje: “imaginémonos que en una familia Cheo tienes diez tíos, dos hermanos mayores, Cheo y un hermano pequeño. Sus padres le cuentan que cuando nació Cheo estuvo muy malito y todos creían que iba a morir, pero finalmente un médico logró salvarle. Todos sus tíos confirman la misma historia, e incluso sus dos hermanos mayores recuerdan el drama de su nacimiento y lo confirman. Pero su hermano pequeño, que nació seis años después que él, afirma con rotundidad que esa historia es falsa y que Cheo nunca estuvo malo. ¿Por qué ese hermano dice eso? Porque en los registros del nacimiento de Cheo pone que este nació en perfecto estado de salud, y quién va a tener más credibilidad, ¿un informe médico o el recuerdo de la gente? Los demás te dirán que sí, que al nacer parecías sano pero luego empezaste a enfermar y descubrieron que tenías una insuficiencia renal. En ese caso no estamos hablando de dos hermanos, uno que tiene un informe médico y otro que dice que ese informe médico es cierto pero que él recuerda que luego enfermó. No, lo que tenemos es a toda una familia que recuerda claramente que enfermaste, que incluso pueden mostrarte cartas que se escribieron entre sí en aquella época hablando de lo preocupados que estaban por tu enfermedad. Y luego tenemos a otro hermano, solo uno y además que nació años después de los hechos, que dice que lo que todos los demás cuentan no es cierto, que todos ellos están engañados o peor aun, que están engañando a Cheo, y que solo él tiene razón porque no acepta los recuerdos de la gente, solo los documentos oficiales. Fácilmente en esta situación todos daríamos total credibilidad a lo que toda la familia cuenta, y sus cartas de entonces sobre el tema serían prueba más que sobrada de que su memoria no ha ido transformándose y desviándose con los años. Pues lo mismo ocurre con lo que los protestantes dicen, ellos llegaron siglos después y rechazan la memoria viva y documentada de todas las demás iglesias, las mismas que fueron fundadas por los apóstoles en persona. Así que todo este asunto no es un debate sobre quién tiene razón, si los católicos o los protestantes, sino un debate sobre quién ha permanecido fiel a la doctrina original, si los protestantes (recién llegados al cristianismo) o todas las iglesias fundadas por los apóstoles (católicos, ortodoxos, coptos, etíopes, melquitas, caldeos, armenios, tomitas indios, jacobitas, etc.)”
      3. Acá no es una cuestión de interpretación, lo que creía la Iglesia en tiempos de Arrio era lo que los apóstoles les habían inculcado. Arrio simplemente formuló algo contrario a lo que la Iglesia creía y eso se demostró en Nicea. Pero su pregunta cabe en la mente de un ateo, pero recuerda que un cristiano católico apelará al Espíritu Santo como protector de las decisiones del Concilio, a las promesas de Jesús sobre la protección de la Iglesia y a la decisión del papa. Todas las opiniones que en los concilios se han debatido sobre diversas doctrinas han sido inventos de la época, los protestantes “inventaron” eso de la sola fe y en Trento no se leyó nuevamente la Biblia para debatir con ellos una interpretación adecuada, para rebuscar en los distintos pasajes ¡no! la opinión de la Iglesia siempre fue la misma y los concilios lo que hacen es dogmatizar sobre lo que ya se cree. La postura de Arrio puede ser que literalmente con la Biblia coincida, pero no es la Verdad no concuerda con la Tradición. La postura protestante sobre la sola fe puede ser que literalmente coincida con la Biblia (que no lo hace para nada), pero se opone a la Tradición.

      Un abrazo para Usted también alright y que Dios le bendiga y ojalá siga la serie.

      • alright

        Gracias por la bendición José.

        -Esta bien, esperare el punto 2.3.

        -Dices q las escrituras no han sufrido añadiduras de libros. Es bien sabido que el libro el Pastor de Hermas era muy querido por la iglesia primitiva y también algunas consideraban el apocalipsis de Pedro, 1 y 2 carta del Papa Clemente a los Corintios y el evangelio de Bernabé (Vea: http://contradiccionesbiblicas.cubava.cu/2017/04/29/los-apocrifos-del-nuevo-testamento/). Además, súmele que los libros deuterocanónicos no son aceptados ni por los judíos farisaicos como canónicos desde tiempo tempranos. Entonces, ¿no llamaríamos posibles añadiduras a estos libros que solo la iglesia católica acepta en su totalidad? Claro, debo admitir que su canonicidad es un poco complicada de explicar, como también su no canonicidad. Ambas partes tienen argumentos bastante lógicos que exponer y el problema radica que su canonicidad no está dada por Dios, sino por el hombre que seleccionó un grupo de escritos para que formará lo que hoy conocen como biblia ¿Qué argumento puede convencernos de su inspiración en comparación con los otros tantos libros no escogidos? (Vea: http://contradiccionesbiblicas.cubava.cu/2017/06/06/libros-inspirados-por-dios-que-no-aparecen-en-la-biblia/)

        -En cuanto al ejemplo de la trinidad, Jn 10:30, creo que esta mal la interpretación de ese texto que me citas, pues en Juan 17:22 Jesús retoma el dicho y agrega, Para que todos sean uno (hablaba con los discípulos), como tu, Padre, en mi, y yo en ti. A las claras se está refiriendo a la unidad de pensamiento, de propósito, no a una unidad física. Ahora, yo no niego que existan textos trinitarios en la biblia como es Juan 20:20, pero existen otros antitrinitarios, lo cual para mi se explica por medio de la diferencia de autores que interpretaban todo a su manera…

        -interesante la parábola de Cheo. Nunca había visto así los dogmas del arrianismo. Tendría que investigar el tema, es que siempre he visto a la iglesia católica como surgida por Constantino y eso es lo q te enseña la historia. Por eso, mi razonamiento me decía que Arrio podría ser una interpretación antigua que se enfrentó tan tarde en el concilio de Nicea debido al carácter oficial que tomaba la iglesia, carácter que antes no tenía, o sea, era perseguida y no centralizada y unida en Roma.

        3-Bueno, no soy un experto en patrología, pero creo que no todos los padres de la iglesia coincidían en todas los dogmas, ¿no? Investigare el tema, lo que sucede es q me quitaron internet momentáneamente y no tengo acceso a info…

        Un abrazo…

        • Saludos alright, ya se le extrañaba.
          AÑADIDURAS DE LIBROS A LAS ESCRITURAS
          PROTOCANÓNICOS
          Algún día publicaremos un escrito con toda la información sobre el canon, que bien daría para muchos. Por ahora tan solo tocaré, por mi parte, brevemente esto. La mayoría de las veces cuando un católico habla del canon con ateos estos últimos presentan a la Iglesia como la única que escogió títulos como sagrados, mientras que los primeros también apelan a la intervención divina; cuando los católicos explican la valía de la Iglesia a los protestantes estos refuerzan más la parte de la Iglesia y muchas veces la divina se viene abajo. Ambas posturas, si son exclusivistas son incorrectas, o amabas en esencia son correctas. La elección del canon fue un proceso en el cual la Iglesia Católica seleccionó aquellos libros inspirados por Dios. De modo que aquellos libros que fueron escritos por la participación del Espíritu Santo fueron escogidos por la infusión que el mismo Espíritu dio sobre la comunidad cristiana. Dicho esto hay que agregar otra cosita más para después sacar conclusiones: la mentalidad normal protestante es que Dios escribió una Biblia y de ahí salió la Iglesia (no tan caricaturesca, pero más o menos es así), con esta mentalidad no se entiende el cristianismo, pues le falta mucho de lo que realmente fue. Cuando se concluya esta serie, si es que la sigue entenderá mucho sobre ello.
          – El cristianismo no surge porque haya gente que lea unos rollos y crean en Dios, este nace de la PREDICACIÓN y tiempo después algunos ponen por escrito parte de esta el resto queda solamente en la Tradición. El cristianismo no es otra “religión de libro” como el islam.
          – En los primeros siglos existían NUMEROSAS iglesias locales que mantenían una fe sólida, muchas de ellas fundadas por los mismos apóstoles, quienes en algunas ocasiones les corrigieron.
          – Sin embargo, a pesar de que se sabía cuál era la doctrina, era necesario saber cuáles eran los libros que en la comunidad se podían leer, pues muchos leían todo tipo de cosas y comenzaban a aparecer muchos escritos de cierta secta, el agnosticismo. Además, a medida que se ganaba en cantidad, aquella fe nucleada que se conservaba gracias a un celo rabioso de los cristianos comenzaba a mezclarse con distintas herejías que en muchos casos eran seductoras, pues los nuevos semicristianos afirmaban tal o más cuál elemento valiéndose de cualquier escrito que en su asamblea era leído y así al terminar el siglo III, en la distancia de la calidad y la ganancia de la cantidad muchas fueron las cosas inventadas.
          – En este contexto la decisión fue la de establecer el canon (los libros que eran Palabra de Dios, o sea el mensaje de este a su pueblo para en lo esencial comunicar el plan de salvación y otras doctrinas). El canon es UNO y es el proclamado por el papa Dámaso I (382), pero este no fue oficial (o sea, dogmatizado hasta siglos más tarde). No obstante, todos los dimes que te diré fueron por iglesias locales que se aferraron a un escrito más que otro o que desecharon otro, por ejemplo el Apocalipsis de San Juan no era aceptado al principio por los orientales, pero con hacerle tan solo una lectura superficial sabremos por qué. La Iglesia unida dio fe de cuáles eran los libros que estaban acorde con la doctrina, cuáles eran los que desde un principio habían tenido, cuáles eran verdaderamente de los apóstoles y ahí se plasmó el canon. No era que la carta de Hermas no fuera digna de leerse en misa, o que la Didaché no fuera lo más excelso de lo que hasta en ese momento fuera un sistema doctrinal era simplemente que no eran Palabra de Dios. Corinto presentó uno de los tesoros que con más tesón guardaba, las cartas de Pablo, los romanos hicieron lo mismo y así el Espíritu Santo a través de la Iglesia proclamó como canónicos a aquellos libros que ya habían sido por él inspirados.
          ESTO ES MÁS RICO Y COMPLEJO, LO QUE LE PONGO ES POR ARRIBITA, SI EN ALGÚN PUNTICO QUIERE SABER MÁS SOLO PREGUNTE. TENGA TAMBIÉN EN MENTE QUE MUCHOS DE ESTOS LIBROS SE CONSIDERABAN AL PRINCIPIO CANÓNICOS, PERO NO LITÚRGICOS Y COSAS ASÍ.
          DEUTEROCANÓNICOS
          Menos le voy a decir sobre esto, el mismo Espíritu e Iglesia que proclamaron los libros en los cuales los protestantes y católicos acuerdan aceptó a los deuterocanónicos como canónicos. No solo son siete del AT, sino también 7 del nuevo. Los protestantes rechazan sin razón los del Antiguo.
          – Muchos elementos se pueden poner a favor o en contra de estos libros, aunque los que se presentan en contra no solo sirven para ellos, sino que afectan a otros muchos de los protocanónicos. En fin, solo importa una cosa: El Pueblo de Dios antes del Nuevo Pacto (Israel) tenía a los libros deuterocanónicos como canónicos, solo después en el concilio de Jamnia (creo) determinó la extracción de estos y eso para diferenciarse de los cristianos, muy sugerente. Es el Pueblo de Dios quien proclama la Escritura Sagrada y los judíos como nación dejaron de serlo mucho antes de haber tomado esa decisión. La Iglesia, el Nuevo Pueblo, proclamó el canon completo judío (el largo) y el nuevo cristiano, y PUNTO.
          Lo que me dice sobre que fue solamente el hombre quien eligió no le respondo, pues es lógico que ese sea su pensamiento. Los libros que no se escogieron no eran Palabra de Dios, muchos contenían errores y estilos no cristianos, y aunque algunos fueran verdad de principio a fin no estaban destinados a formar parte de los canónicos pues no fueron inspirados para este fin. Mucho se ha escrito y es maravilloso y verdad pura, no solo por los Padres de la Iglesia sino también por muchos teólogos y personas de noble corazón, pero esto no significa que debamos de agregárselo a la Biblia, sin duda estas cosas las leemos y de mucho nos sirven, pero hasta ahí.
          TRINIDAD
          Sé que este tema a Usted no le interesa por lo que lo paso de largo. Además es bueno centrarnos en lo referente a la serie.
          – El texto sí es trinitario, esa es mi opinión. No obstante, entiendo lo que me dice, pero lo que entiende Usted o lo que entiendo yo en la actualidad de poco sirve, solo nos vale lo que la Tradición nos interpreta. Por ello, un pasaje de la escritura textualmente puede decir lo que diga y servir para opiniones divergentes y textualmente estar todos en la verdad, pero la cuestión es lo que nos viene por Tradición y no lo que mis neuronas captan.
          IGLESIA Y CONSTANTINO
          Hombre, para este mal tenemos solución y rápida, pues ya hemos publicado una serie súper larga sobre esto. Se la sugiero de corazón pues a pesar de responderle con ideas católicas a sus preguntas le enseña muchos sobre historia y lógica. Déjeme dicho si la va a leer POR FAVOR, el enlace este: http://apologetica.cubava.cu/2017/03/13/fundo-constantino-i-la-iglesia-catolica/
          – Lo que defendió Arrio era algo por él inventado que no tenía eco antiguo en la historia eclesial y por ello recibió en el concilio el casi unánime NO. No obstante, como siempre va a pasar “muchos retorcerán el oído para escuchar a falsos maestros” y así se hará en el siglo XVI cuando muchas doctrinas nuevas verán la luz, entre ellas Sola Fe, Solo Cristo, etc..
          DOGMAS
          Los Padres de la Iglesia no son infalibles, solo el Concilio en sus dogmas y el Papa “ex cátedra” lo son. Por lo tanto entre estos hubo discrepancias, lo normal. También hoy las hay y es porque en la Iglesia lo que yo piense y no esté ni para mal ni para bien en la Biblia ni en la Tradición se puede acepar como teoría; pero nada más. Lo que yo crea de nada vale es lo que crea la Iglesia Universal, en la práctica el Magisterio: el papa y los obispos en comunión con él.
          Si Usted encuentra un dogma que en algún momento de la historia de la Iglesia (casi 2000 años) se haya deshecho yo pensaré con mucha negatividad el seguir siendo católico. La Fe es UNA y no se le puede agregar nada. Esa que fue comunicada por Jesús y sus discípulos a los primeros cristianos es la misma que hoy guarda la Iglesia Católica, con más refinamiento o con más no sé qué pero es la misma. El católico sea del siglo que sea oficialmente creyó lo mismo.
          Palabras de Christian, un apologeta español: “En este punto recordemos que la Iglesia normalmente sólo ve necesario hacer una declaración oficial, y más aún dogmática, cuando una verdad de la fe es atacada, y así por ejemplo Jesús fue siempre considerado Dios ya por los mismos apóstoles, que lo llaman Señor, pero el dogma de la divinidad de Jesús no se promulgó hasta el Concilio de Nicea (año 325), precisamente porque fue entonces cuando el arrianismo atacó esta doctrina. Por eso mismo, como el canon del Nuevo Testamento tuvo pocas divergencias y poco a poco se fue alcanzando un consenso, la Iglesia no sintió al principio la necesidad de proclamarlo oficialmente. La base del cristianismo estaba (y está) en la Tradición, y ésta, cuando no era o es desafiada, no necesita de ninguna declaración oficial (papa o concilios) para ser sostenida. Pero eso no significa que la Iglesia como institución se desentendiera del asunto, pues su papel de árbitro autorizado fue decisivo y lo único que puede asegurar certeza frente a las opiniones diversas. Es la Tradición la que en gran medida crea y elige el canon con la guía del Espíritu Santo, pero desde el Concilio de Laodicea en oriente (año 363) y desde el de Roma en occidente (año 382) se añade también la noción de que es la autoridad de la Iglesia la que puede y debe intervenir para fijar el canon y eliminar dudas, y así diferentes concilios de oriente y occidente (locales primero y ecuménicos después) ofrecen listados normativos de qué libros se pueden y qué libros no se pueden leer en la liturgia. Dios guía y ayuda a los primeros cristianos a discernir qué libros son los inspirados, pero esta guía no se produce sólo a nivel de Iglesia-personas, pues nunca hubo un consenso total espontáneo, sino también y en última instancia a través de la autoridad que para atar y desatar concedió a su Iglesia-institución”
          Que Dios le proteja y espero su respuesta

  5. labuenasemilla

    Este es el tema que más me gusta de todos los que has publicado, porque ciertamente estamos de acuerdo en la raíz del problema entre católicos y NO católicos radica en intentar explicar a Dios y su voluntad para el hombre utilizando otras fuentes por encima de la máxima autoridad que es la propia Palabra de Dios, si Dios nos dice algo él mismo, ¿podría haber otra cosa que tenga más validez que eso?, nosotros creemos que NO en cambio ustedes afirman que la Tradición es más verás que la propia Sagrada Escritura, pero claro que no seré absoluto, hay católicos que no piensan igual, pero en su mayoría aunque no lo piensan si lo hacen, ponen por delante de la Biblia su tradición y ese es el primero gran error que atrae a los demás errores que le siguen, te pongo un simple ejemplo:

    En este artículo citas esta frase de propia de ustedes los católicos y dices: “llevó a San Cipriano de Cartago a expresar: “Nadie puede tener a Dios por Padre, si no tiene a la Iglesia por Madre”.”

    El cristiano que diga esto o lo crea NUNCA a leído las sagradas escrituras y está diciendo una terrible mentira, porque Dios nos enseña que la Iglesia no es la madre de nadie, la Iglesia es la esposa de Cristo, nosotros como Iglesia somos eso, la desposada se menciona en Apocalipsis 19:7-9; 21:1-2, y muchos otros pasajes como Efesios 5:25-27, 2 Corintios 11:2.

    Otro grave error ligado a este primero es que ustedes gustan de hacer constantes afirmaciones sobre distintos temas espirituales y bíblicos pero no pueden demostrarlo, no tienen como dar evidencias que demuestren lo que dicen, te pongo otro ejemplo, porque así es como se demuestran las cosas, con ejemplos:

    Aquí en tu artículo dices “la Escritura solo puede ser interpretada correctamente por el Magisterio de la Iglesia Católica en el marco que a esta le ofrece la Tradición Oral Apostólica.”

    Esta afirmación ¿pueden los católicos demostrarla? Si tu respuesta es Si por favor hazlo porque mientras tanto esto es solo una línea vacía y mentirosa, en cambio yo puedo demostrarte con la Palabra de Dios que no solo es una mentira sino que contradice a Dios.
    1 Corintios 4:6 nos alerta claramente e invita a no estar añadiendo o pensando más de lo que ya está escrito en la Palabra de Dios, es decir, no estar “aportando” con la Tradición lo que supuestamente creemos que le faltó a Dios mencionar en su Santa Palabra, veamos:
    “Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros”

    Este pasaje describe claramente el conflicto no solo entre hermanos de fe católicos y no católicos producto a las enseñanzas católicas, sino describe el propio conflicto ente católicos que cada uno responde diferente con excusas diversas ante las mismas preguntas porque no hay una unión y acuerdo en cuanto a cómo justificar sus posturas.

    Santiago 1:5 nos dice que el que quiera sabiduría pídala a Dios pues el da y lo hace abundantemente, pero además Dios nos alienta de muchas maneras enseñándonos que el que busca hallará, por lo tanto una persona sin la ayuda de ningún magisterio con la sola compañía del Espíritu Santo de Dios de quien Dios puede comprender el mensaje del Señor en las Sagradas Escrituras. La Biblia nos muestra cómo los antiguos profetas y otros hombres de Dios estudiaban e interpretaban los textos antiguos aun cuando no existía el tal magisterio de la Iglesia. La Biblia declara de ella misma que ella “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” II Timoteo 3:16, ¿se menciona aquí al Magisterio como útil para enseñar?

    Para terminar quiero comentarte que me parece genial lo que haces y el esfuerzo que dedicas pero recuerda que no siempre lo que está en internet es verídico, deberías antes estudiarlo a la luz de la Biblia y ver si esta la apoya pues si no estás enseñando mal y serás juzgado ante Dios por ello.

    RESUMIENDO: La tradición no es mala, es buena, solo que jamás deberá ir por encima de la Palabra de Dios tal como lo hace y ustedes lo permiten, si quieres pruebas le este tema donde te expongo las principales contradicciones entre su TRADICIÓN y la PALABRA DE DIOS.
    http://labuenasemilla.cubava.cu/2017/06/22/el-mayor-problema-del-catolicismo/

    Dios te bendiga

    • Saludos
      Le pido DE FAVOR no caer en la misma mecánica de los temas anteriormente tratados en su página. Usted ya sabe cómo es mi forma de operar y por una cuestión de orden y resultado así he de hacer. Si a Usted se le ocurre una forma mejor me la informa y si se me hace positiva la acepto, sino la desecho. Hasta ahora todo debate, por lo menos en mi blog, tienen que someterse a mis reglas clic aquí. Pero tan solo lo que quiero de Usted en estos momentos es que no comente ninguna idea que no se debata en el cuerpo del escrito si es que esta no tiene nada que ver. Este comentario está lleno de eso y por ello es ridículo, pues no se puede criticar lo que no se conoce, esto me suena a mi hermanita que dice que cierta comida no le gusta antes de haberla probado. Es imposible que Usted sepa lo que se va a tratarse 6 artículos más adelante, pero el índice le debe de dar una idea y las conclusiones de cada escrito también.
      AHORA LE RESPPONDO
      Usted dice: “Este es el tema que más me gusta de todos los que has publicado, porque ciertamente estamos de acuerdo en la raíz del problema entre católicos y NO católicos radica en intentar explicar a Dios y su voluntad para el hombre utilizando otras fuentes por encima de la máxima autoridad que es la propia Palabra de Dios”
      –al inicio su comentario es perfecto, pues es la introducción de la serie, o sea ¿qué pienso de ella? ¿es fundamental este tema? etc. son preguntas que vienen a caso. Pero ya después empieza a tocar temas que son más dignos de tratar en los artículos correspondientes, por ello le pido que se deje guiar por el hilo que estos artículos le proponen con sus conclusiones y sus cuerpos, pues de otra forma no entenderá nada y quedará más confundido que cuando llegó. LE REPITO, TAN SOLO CUESTIONE Y SUGIERA SOBRE LO QUE EN EL ESCRITO SE COMENTA. O SOBRE LAS CONCLUSIONES DEL MISMO. No obstante, como este es el artículo general tan solo para conocimiento de qué es lo que piensa la Iglesia sobre sus dudas, se las contesto CON QUÉS, pero no con POR QUÉS.
      – La Palabra de Dios es escrita (Biblia) y oral (Tradición), por lo que una y otra tienen la misma autoridad para la enseñanza de las cosas que Dios quiere que conozcan y hagan los hombres. Tanto la una como la otra tienen pelos negros y blancos, y algunos grisáceos.
      – La tradición es distinta de la Tradición, la última define lo que nos viene de los apóstoles y la primera lo que nos es impuesto por la fuerza de la costumbre; por lo que la segunda es la que es Palabra de Dios y la primera tan solo es algo bonito o práctico, pero nada más.
      Ya sobre estas dos cosas le he escrito y aun así no entiende, pero bueno.
      -El catolicismo no funciona como el protestantismo, aquí no hay democracia, aquí es lo que es y punto. Por lo menos en los temas principales de fe sobre los que los Concilios se han pronunciado o los papas. Por lo tanto no puede haber ningún católico “católico” que crea sobre esto lo que le venga en gana. Así que ningún católico puede creer que en tema de “autoridad” la Tradición es más veraz que la Biblia, ciertamente en algo lo es, pero en AUTORIDAD no.
      – La Iglesia es varias cosas. Así como Cuba es la llave del Golfo o el Caimán Barbudo o Juana o la Mayor de las Antillas. La Iglesia desde el punto de vista teológico es la esposa de Cristo, pero desde el mismo punto también somos miembros (o sea Iglesia=cuerpo, Cristo=cabeza). Pero desde el punto de vista pedagógico, educativo, la Iglesia es Madre y Maestra. De tal modo que no se puede llegar al conocimiento pleno de Dios si no es a través de la Iglesia. Y ahí los necios protestantes que no se dan cuenta de lo que se está hablando dicen que la Biblia expresa que el camino al Padre es Jesús, y los católicos creemos eso, pero es que se está hablando de cosas distintas. Lo que le quiero decir es que sin la instrucción de la Iglesia no hay forma correcta de interpretar lo que la Biblia nos quiere decir. Sin el Magisterio de la Iglesia no hay forma de interpretar correctamente la Escritura. Por lo tanto nadie puede tener una verdadera comprensión de Dios, o sea de la Biblia y tenerlo por Padre si no tiene a la Iglesia por Madre. Gracias a la Iglesia creo en Dios, si no fuera por ella no creyera, por eso es que el protestantismo me parece tan trivial.
      – La línea que tanto le molesta: “la Escritura solo puede ser interpretada correctamente por el Magisterio de la Iglesia Católica en el marco que a esta le ofrece la Tradición Oral Apostólica” es la conclusión de toda la serie, no espere sin su lectura entenderla, sino fuera católico. La demostración de ella está en la serie, por lo que no me gasto aquí en ello. En 1 Co 4, 6 San Pablo se refiere a otra cosa, pues si estaba poniendo fin a toda la enseñanza para que escribió una segunda carta a los corintios si no se podía “pensar más de lo que ya estaba escrito”, de hecho ¿qué estaba escrito?, esto es ilógico e incoherente con el resto de la Escritura que implora la complementariedad entre lo que Usted desea oponer, pues el mismo San Pablo manda a guardar lo enseñado ya “sea por palabra, o por carta nuestra” 2 Tes 2, 15. Esto no tiene ciencia su interpretación no se sostiene la correcta es la siguiente: “Trata el apóstol de dar una lección de humildad a los infatuados corintios, convencido como estaba de que la verdadera causa de los partidos y divisiones entre ellos era su idea de autosuficiencia y estima exagerada de sí mismos, muy en la línea de los criterios de la “sabiduría” humana. Primeramente les pone delante todo cuanto, concretado en Pablo y en Apolo, ha venido diciendo sobre la naturaleza del ministerio apostólico y que ellos deben tener muy en cuenta, con lo que aprenderán a no andar distinguiendo entre predicador y predicador, levantando a unos y rebajando a otros, dado que se trata simplemente de ministros o cooperadores de Dios, cuya única obligación es la de ser fieles a la misión que se les encomienda. Lo de “no ir más allá de lo que está escrito” parece ser una expresión proverbial para indicar que en nuestras apreciaciones no se debe ir más allá de la norma objetiva, y, en este caso, de lo que exige la naturaleza del ministerio apostólico.” De BCS.
      -Sobre la cita de Santiago y de Timoteo hay un escrito tan solo para esto. Es el siguiente en ser publicado, por lo que no gasto aquí muchos electrones, no es que no lo merezca Usted, sino es por lo que ya le explicaba al inicio.
      – Gracias por el consejito, trataré de leer su escrito y decirle sobre él algo.
      Chao y que DLB

  6. JoseCuba

    Muy buena la serie, me gusta.
    Perdone que me salga del tema, pero mire ud. lo que le respondí a un periodista que arremete contra la Iglesia Católica por una posible complicidad de dos sacerdotes con varios contrarevolucionarios:
    “No me parece correcto el título “Retoma la Iglesia Católica cubana su actuar contra la Revolución”, más bien podría decir “Dos sacerdotes de la Iglesia Católica cubana retoman su actuar contra la Revolución”. Fíjense bien “Dos sacerdotes…” (Solo dos sacerdotes), sepan que la Iglesia Católica cubana no está formada solo por dos sacerdotes, la Iglesia Católica está compuesta por nosotros el pueblo de Dios, los laicos, fieles, la comunidad, etc.
    Conozcan y queden bien claros que nosotros la gran mayoría de católicos en Cuba si defendemos nuestra Revolución y nunca vamos a estar en contra de ella ni de nuestros dirigentes. Por ejemplo en mi parroquia “San Juan Bosco”, de Bayamo provincia de Granma y en la catedral del “Santísimo Salvador Bayamo-Manzanillo” se respeta mucho nuestra revolución, los laicos y fieles estamos integrados y somos trabajadores honestos y cumplidores de la ley, siempre todos nuestros sacerdotes han hablado muy bien de la revolución y se han manifestado en contra de las guerras, opresiones y los actos terroristas en cualquier parte del mundo.
    Estimado periodista, ¿por qué usted arremete contra nuestra iglesia?, en su párrafo que cito: “Si las presiones de Estados Unidos son tan fuertes que la iglesia acepta correr el riesgo de perder lo avanzado, se sabrá en los próximos meses.” Me da a entender que nos está amenazando, y eso no es bueno. Tanto el título de su trabajo como el párrafo que acabo de citar me parecen escritos por alguien que quiere degradar a nuestra iglesia. ¿Por qué?
    Estoy seguro que si nuestro Papa Francisco se entera de las acciones de esos dos sacerdotes, no le va a gustar y podría hasta tomar medidas con ellos. En una parte de la Biblia Dios dice: “respeten a sus dirigentes y cumplan la ley”.
    Y termino con una frase de San Alfonso María de Ligorio, Doctor de la Iglesia: “No hay gente débil y gente fuerte en lo espiritual, sino gente que no reza y gente que sí sabe rezar”.

    • Saludos
      Me gusta tu respuesta, yo soy revolucionario y por supuesto que soy católico no veo en ello ningún oxímoron.
      La Iglesia es muy grande y está formada por personas de diversa orientación política por lo que es lógico que unos defiendan algo que otros critican, incluso entre nuestros sacerdotes. No obstante, la Iglesia entera debe de estar en contra de los postulados ateos y Cuba que abrazó por mucho tiempo, desde la centralidad, este parecer marxista recibió los ataques de la Iglesia.
      Por mi parte, soy militante de la UJC y veo en ello algo muy bueno, del marxismo aprecio muchas cosas y detesto otras, como por ejemplo, el ateísmo.
      Chao hermano y que DLB, si puede me enlaza el sitio en donde escribió. Recuerde que acá no venimos a hablar de política, pero bueno: ¡todo cuenta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *